Misceláneos

Cómo prepararse para un escaneo de mascotas


Una exploración PET (tomografía por emisión de positrones) es un examen médico grave que se utiliza para detectar daños o anomalías en los sistemas del cuerpo a través de un agente radiactivo llamado marcador. El procedimiento es prácticamente indoloro y útil para determinar la enfermedad. Siga algunos pasos antes de su exploración PET para ayudar a garantizar resultados precisos y una experiencia cómoda.

Abstenerse de comer o beber comenzando ocho horas antes de la prueba.

No tome ningún medicamento, a menos que el médico que administra la prueba lo permita.

No fume ni consuma nada que contenga cafeína (incluso productos "descafeinados", que todavía tienen pequeñas cantidades de cafeína) durante un día completo antes de la prueba.

Informe a su médico si está embarazada, amamantando o es claustrofóbica (miedo a espacios cerrados).

Beba mucha agua, entre 16 y 48 onzas, antes de la prueba.

Propina

  • Diferentes fuentes proporcionarán información diferente sobre cómo prepararse para esta prueba. Algunos dicen que no coma nada seis horas antes de la prueba en lugar de las ocho. Algunos dicen que los medicamentos pueden tomarse antes de la prueba, solo en pequeñas cantidades. Puede ser mejor errar por precaución y renunciar a cualquier actividad prohibida por el tiempo que sea más largo.

    Si es un diabético que toma insulina, pregúntele a su médico cuánto debe tomar antes del examen.

    A veces, las salas de examen son inusualmente frías, por lo que es posible que desee vestirse con abrigo.

Propina

  • Aunque la exploración PET es prácticamente inofensiva y no es dolorosa, es posible que se le solicite que firme un formulario de consentimiento antes del procedimiento. Asegúrese de discutir sus inquietudes con su médico. La dosis de material radiactivo administrado no es tóxica de ninguna manera, pero algunos pacientes pueden experimentar molestias o complicaciones médicas menores, como daños en los tejidos pequeños.