Informacion

¿Qué es una meseta del cuerpo?


Cuando comienza una nueva rutina de pérdida de peso o condición física, el impacto de los resultados inmediatos es un incentivo para continuar. En muchos programas, las pérdidas de peso iniciales tienden a ser más dramáticas antes de establecerse en un ciclo de pérdida más consistente. Para algunas personas, los resultados parecen dejar de llegar por completo. Cuando su rutina de ejercicios actual no está dando los resultados deseados, su cuerpo ha alcanzado una meseta o equilibrio. Las mesetas pueden ser frustrantes, pero no son imposibles de superar con algunos pequeños ajustes a sus estrategias de acondicionamiento físico.

Mesetas del cuerpo definidas

Una meseta corporal se refiere a un período de tiempo en el que su cuerpo ya no responde a su rutina de ejercicios o dieta. Las mesetas a menudo ocurren como una interrupción abrupta del progreso que previamente había resultado en pérdida de peso o ganancia muscular. Las mesetas son el resultado de la impresionante capacidad de su cuerpo para adaptarse al estrés y al cambio. Su masa corporal es el factor principal que determina la tasa metabólica basal de su cuerpo, o la tasa a la que quema calorías para las funciones esenciales del cuerpo. Cuando reduce la masa de su cuerpo a través del ejercicio, su tasa metabólica basal también disminuye. Su cuerpo quema menos calorías en reposo y la pérdida de peso tiende a disminuir o detenerse por completo como resultado de su tasa metabólica reducida.

Tipos de mesetas

Una meseta corporal a menudo se llama una meseta de pérdida de peso porque se refiere más comúnmente a una parada repentina de la pérdida de peso después de comenzar una dieta o un plan de entrenamiento. Otro tipo de meseta corporal se refiere a una parada repentina en la capacidad de su cuerpo para ganar músculo, peso o mayor fuerza. Las mesetas del cuerpo muscular son más comunes en personas que buscan entrenar con fuerza en lugar de perder peso, como los culturistas o los luchadores profesionales. Las mesetas corporales son similares a las mesetas de pérdida de peso en el sentido de que son el resultado de la adaptación exitosa de su cuerpo a su régimen de acondicionamiento físico. El entrenamiento de fuerza tiende a aumentar las tasas metabólicas basales porque la masa corporal aumenta en lugar de disminuir, por lo que el manejo de una meseta corporal es diferente al manejo de una meseta de pérdida de peso.

Superar una meseta de pérdida de peso

A medida que su peso disminuye junto con su tasa metabólica basal, su cuerpo necesitará menos calorías por día para su sustento. Para continuar perdiendo peso, debe reducir la cantidad de calorías a las que accede su cuerpo, ya sea reduciendo la ingesta calórica o aumentando la producción de calorías a través del ejercicio. Reduzca su ingesta calórica en 200 calorías por día si actualmente está tomando 1.400 o más calorías; no reduzca su consumo calórico por debajo de 1.200 calorías por día a menos que esté bajo la supervisión de un médico. Agregar de 15 a 30 minutos de ejercicio cardiovascular adicional a su rutina también aumentará su producción de calorías y recargará los esfuerzos de pérdida de peso. El Dr. David Katz, profesor de la Universidad de Yale, sugiere que reemplazar las calorías ingeridas a través de carbohidratos o grasas por calorías provenientes de proteínas también puede estimular la pérdida de peso. Otra opción es aumentar su tasa metabólica basal aumentando su masa muscular en lugar de su masa grasa. La incorporación del entrenamiento de fuerza en su rutina de ejercicios desarrollará un músculo magro que contribuirá a mayores tasas metabólicas en reposo.

Superar una meseta de entrenamiento de fuerza

Las mesetas de entrenamiento de fuerza indican dos tipos diferentes de adaptaciones. Si ha aumentado su masa corporal, también ha aumentado su tasa metabólica basal. No proporcionar suficientes calorías significa que su cuerpo carece de los componentes necesarios para desarrollar músculo. Aumentar su ingesta calórica con alimentos ricos en proteínas asegura que su cuerpo tenga los componentes básicos para el músculo. Su cuerpo también ha adaptado grupos musculares individuales para adaptarse al estrés del entrenamiento de fuerza. El aumento de repeticiones, series o el peso o la resistencia utilizados en su entrenamiento desafiarán a sus músculos a trabajar más duro. Un entrenador puede ayudarlo a adaptar su rutina para superar una meseta con estrategias específicas; Los conjuntos de caída, una técnica en la que realiza un movimiento hasta que no puede hacerlo y luego repite el movimiento después de descansar con una resistencia más baja, y los súper conjuntos, en los que se realizan dos ejercicios seguidos sin descanso, son estrategias exitosas para superar mesetas, pero solo deben llevarse a cabo con la guía de un profesional.