Consejos

¿La falta de ejercicio te cansa cuando subes las escaleras?


Subir las escaleras es una excelente manera de agregar un poco de ejercicio a su rutina diaria. Incluso tan solo dos o tres vuelos por día pueden ayudarlo a quemar calorías adicionales. Si bien la mayoría de los adultos sanos pueden manejar algunos pisos sin cansarse, otros pueden experimentar fatiga o aturdimiento, dependiendo de su nivel de condición física. Si recientemente ha descuidado su rutina de ejercicios, puede que le resulte un poco más difícil subir las escaleras.

Cómo funciona

Al igual que correr, subir escaleras es un ejercicio aeróbico que quema calorías al elevar su ritmo cardíaco. Cuando hace ejercicio regularmente, sus sistemas cardiovascular y respiratorio fortalecen y desarrollan resistencia, lo que le permite realizar actividades más difíciles durante períodos de tiempo más largos. Subir las escaleras aumenta la tasa de consumo de oxígeno requerida por su cuerpo, lo que hace que su corazón y sus pulmones trabajen más para transportar suficiente oxígeno a sus músculos. Cuando deja de hacer ejercicio regularmente, su resistencia cardiorrespiratoria disminuye gradualmente y obliga a sus órganos a trabajar horas extras para acomodar sus músculos que trabajan duro. Esto explica por qué puede sentirse cansado o sin aliento después de subir escaleras.

La fotografía más grande

Subir las escaleras también puede cansar los músculos de las piernas si ha descuidado los ejercicios de la parte inferior del cuerpo. El componente vertical de subir escaleras se suma a la cantidad de resistencia que pones en tus cuádriceps, pantorrillas y otros músculos de las piernas para levantar tu peso corporal. Esto puede ser aún más exigente si llevas algunas libras extra alrededor de la cintura. Afortunadamente, subir las escaleras es un ejercicio tan bueno que los músculos de las piernas pueden fortalecerse con el tiempo y reducir la cantidad de cansancio que siente después de subir las escaleras.

Ejercicio y Escalada

La mejor manera de vencer la fatiga al subir escaleras es adoptar una rutina aeróbica regular. Si subir las escaleras eleva su ritmo cardíaco hasta el punto de sentir que va a explotar, podría ser mejor comenzar con una rutina diaria de caminata de 30 a 60 minutos. Esto también puede ayudarlo a perder algunas libras al aumentar la cantidad de calorías que quema cada día. Incluso una caminata informal de 2 millas por hora por el vecindario puede quemar entre 204 y 305 calorías por hora, según MayoClinic.com. A medida que se fortalece su resistencia cardiorrespiratoria, puede reemplazar su caminata diaria con actividades aeróbicas más rigurosas como trotar o nadar. Cuanto más fácil sea hacer ejercicio aeróbico, menos cansado se sentirá al subir las escaleras.

Preocupaciones de seguridad

Si bien la falta de ejercicio contribuye en gran medida a sentirse cansado después de subir escaleras, hay una serie de condiciones de salud que también podrían contribuir a sus síntomas. Por ejemplo, enfermedades como la presión arterial alta pueden causar mareos, fatiga o pérdida del equilibrio, según la American Heart Association. Hable con su médico si experimenta síntomas frecuentes de fatiga después de actividades leves como subir escaleras. También asegúrese de obtener la aprobación de su médico antes de adoptar cualquier rutina de ejercicios.