Consejos

Falta de ejercicio e inquietud


Si eres un adicto a la televisión y te sientes inquieto, ansioso, de mal humor e incapaz de dormir, la falta de ejercicio puede ser la causa principal. La inquietud puede hacer que te sientas exhausto y letárgico, y demasiado cansado para ir al gimnasio. Es un círculo vicioso que solo puede romperse tomando medidas proactivas para volverse físicamente activo.

Ejercicio y salud mental

Los sentimientos de estrés y ansiedad pueden hacerte sentir inquieto e incapaz de concentrarte. Existe un fuerte vínculo entre la mente y el cuerpo, y la vida sedentaria se ha relacionado con una mala salud mental. Un artículo de 2006 publicado en el "Primary Care Companion to the Journal of Clinical Psychiatry" explica cómo el ejercicio influye en el eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal, lo que afecta su capacidad para lidiar con el estrés. Un estudio de 2011 publicado en "Psychiatry Research" encontró un fuerte vínculo entre mirar televisión y usar computadoras, y la ansiedad y depresión mental. El Dr. Jasper Smits de la Universidad Metodista del Sur ha realizado una investigación exhaustiva sobre el efecto del ejercicio en pacientes con trastorno de alta sensibilidad a la ansiedad y descubrió que el ejercicio vigoroso juega un papel importante en la disminución de los ataques de pánico.

Ejercicio y apnea del sueño

La incapacidad para dormir bien por la noche también puede estar directamente relacionada con un estilo de vida sedentario. La capacidad de su corazón y pulmones para administrar oxígeno de manera eficiente en todo su cuerpo puede verse afectada por el descondicionamiento causado por la falta de ejercicio. El desacondicionamiento y la obesidad pueden causar apnea del sueño, una condición en la cual el suministro inadecuado de oxígeno hace que te despiertes varias veces por noche, evitando que completes todas las fases de tu ciclo de sueño. La apnea del sueño es un importante factor de riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. El ejercicio puede ayudarlo a perder peso y mejorar su función cardíaca y pulmonar para prevenir la apnea del sueño.

Ejercicio y RLS

El síndrome de piernas inquietas, o RLS, es una condición marcada por sensaciones incómodas en las piernas que dificultan conciliar el sueño. También se ha relacionado con la inactividad física. Un estudio de 2006 de sujetos con RLS publicado en el "Journal of the American Board of Family Medicine" encontró que un programa de ejercicio de 12 semanas redujo significativamente los síntomas de RLS.

Ejercicio y fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica, una condición en la que te sientes agotado, letárgico y sin energía, se asocia con ansiedad, depresión e insomnio. La combinación de inquietud y fatiga crónica puede afectar su perspectiva mental y disminuir su autoestima. El ejercicio regular, una vez más, puede ayudar a combatir esto. El "Compañero de atención primaria del Journal of Clinical Psychiatry" dice que la mejora del sueño, el alivio del estrés, el aumento de la energía y la resistencia, el aumento del estado de alerta mental y un mayor interés en el sexo entre los muchos beneficios están asociados con la participación en el ejercicio regular.


Ver el vídeo: Si sientes estos síntomas significa que tienes falta de magnesio (Mayo 2021).