Consejos

Cómo mantener tus manos calientes jugando al hockey afuera


Jugar hockey es una forma de vida para las familias de todo el país, y no hay nada mejor que sacar el juego al aire libre. Los estanques congelados y las pistas al aire libre controlados de forma segura son los lugares perfectos para un juego de recolección, pero salir sin el equipo adecuado podría dejarte miserable. Afronta las temperaturas más frías asegurándote de que tus manos estén cálidas, protegidas y flexibles para que puedas jugar lo mejor posible mientras te sientas cómodo en las condiciones de hielo y viento.

Capa inferior

Una de las mejores maneras de garantizar que sus manos se mantengan calientes mientras juega un juego de hockey afuera es mantenerlas vestidas en capas. Cuando usas solo un par de guantes, tus manos pueden sudar. Ese sudor enfría sus manos, por lo que sus guantes tostados causan el efecto contrario que deseaba. En cambio, agregar un par de guantes delgados hechos de una tela absorbente de humedad como el nylon ayuda a mantener las manos secas, lo que a su vez las mantiene calientes.

Guantes calientes

Los guantes cálidos de hockey son obvios cuando se está preparando para un juego, pero el ajuste puede marcar la diferencia cuando se trata de comodidad y calidez. Si usa guantes de hockey verdaderos, busque aquellos que se ajusten perfectamente a la muñeca para mantener el aire frío afuera. También necesitarás mucho relleno en la parte superior de los guantes. Si estás jugando un juego de recolección más informal, busca un par de guantes cómodos que tengan una capa aislante para mantener la nieve y el hielo lejos de tus dedos. El relleno de espuma es una de las formas más comunes de mantener las manos calientes, pero el forro polar también funciona bien. Solo asegúrate de que la parte externa del guante sea resistente al agua, o tus manos terminarán frías y húmedas.

Flexibilidad

Muchos jugadores de hockey han sido saboteados por la necesidad de quitarse los guantes durante un juego. Ya sea para tomar un trago de agua o atar un cordón de skate suelto, quitarse los guantes puede congelar los dedos y dejarlos rígidos. Para mantener sus manos verdaderamente calientes, busque guantes que sean lo suficientemente flexibles como para permitirle mover sus dedos. Aunque los guantes de hockey son tradicionalmente gruesos, puede encontrar guantes que le permitan retirar las puntas para exponer solo sus dedos para que no pierda un calor precioso al quitarse y reemplazarse los guantes.

Calentadores Químicos

Los calentadores químicos son fáciles de encontrar y son imprescindibles para juegos largos. Funcionan al hacer que el trihidrato de acetato de sodio se cristalice y desprenda calor. Los paquetes se venden en pequeñas bolsitas con forma de almohada y pueden durar hasta un par de horas. Si tus manos están realmente frías, coloca un calentador sobre tus manos dentro de tus guantes. No debería interferir con el manejo y el rendimiento de tu palo, pero mantendrán tus manos calentitas hasta que termines el juego.