Consejos

Cómo hacer crossovers de saltar la cuerda


No es de extrañar que los atletas, desde los boxeadores hasta los jugadores de lacrosse, usen la cuerda de saltar como parte de su acondicionamiento regular: esta maravilla barata y simple para quemar calorías ayuda a aumentar su coordinación, resistencia, flexibilidad y juego de pies. El crossover agrega un desafío adicional para saltar la cuerda, ya que requiere un poco más de coordinación y lleva tus hombros, bíceps y antebrazos al ejercicio. Además de sus beneficios para quemar grasa, el crossover de la cuerda de saltar sirve como un calentamiento para aflojar el cuerpo para entrenamientos de cuerpo completo, como el levantamiento de pesas compuesto.

Paso 1

Párate con la espalda recta y los pies juntos, agarrando un asa en cada mano mientras extiendes el lazo de la cuerda de saltar frente a ti. Mantenga los bíceps a los costados y extienda los antebrazos hacia afuera. Use sus muñecas para llevar la cuerda debajo de sus pies, sobre su espalda, hacia abajo sobre su cabeza y debajo de sus pies nuevamente. Salta alrededor de 2 a 3 pulgadas del suelo para despejar la cuerda cada vez, manteniendo los pies juntos y la parte superior del cuerpo quieta. Establezca un ritmo de salto cómodo antes de intentar su primer crossover.

Paso 2

Cruza los brazos por los codos frente a tu cuerpo en un giro hacia abajo. Tus brazos deben formar una forma de "X" sobre tu torso, uniéndose aproximadamente en los codos con un brazo sobre el otro. Si se sincroniza correctamente, despejará la cuerda debajo de sus pies, saltando a través del bucle que ha formado, justo cuando sus brazos se crucen.

Paso 3

Descruza tus brazos, regresándolos a la posición inicial, en tu próximo balanceo hacia abajo.

Paso 4

Alterne entre saltos regulares y saltos cruzados, cambiando los brazos superior e inferior con cada cruce.

Propina

  • Realice un conjunto de estiramientos dinámicos de cuerpo completo antes de saltar la cuerda.
  • Como regla general, use una cuerda de 9 pies si tiene 6 pies o menos; elige una cuerda de 10 pies si tienes más de 6 pies de altura.
  • Siempre salta sobre las puntas de tus pies, no dejes que tus talones toquen el suelo. Evite bloquear las rodillas y concéntrese en un movimiento suave, controlado y relajado.
  • Comience un régimen de salto de cuerda con series de aproximadamente 20 segundos, trabajando gradualmente hasta series de tres minutos. Realice entre tres y cinco series, con un minuto de descanso entre series.
  • Salte la cuerda sobre una superficie absorbente de golpes, como una estera de gimnasio o un piso de madera, si es posible. Use zapatos deportivos con mucho cojín y soporte cuando salte.

Recursos