Consejos

Ejercicios de resistencia isotónica


Cuando realiza cualquier tipo de ejercicio de resistencia, su músculo se contrae naturalmente de manera isotónica o isométrica. Con un entrenamiento regular, ambos tipos de contracciones conducirán al crecimiento muscular y la fuerza. La mayoría de los ejercicios de resistencia que realiza son ejercicios isotónicos o dinámicos, que incluyen estocadas, prensas y rizos.

Isotónico vs. isométrico

Los ejercicios de resistencia isotónica implican el acortamiento y alargamiento del músculo. Cualquier ejercicio que implique levantar y bajar pesas o abrir y cerrar articulaciones, como presionar o ponerse en cuclillas, se considera isotónico. Los ejercicios isométricos, por otro lado, desafían tus músculos sin ningún movimiento articular y la longitud del músculo permanece constante. Un ejemplo sería realizar una tabla, donde se fortalecen los músculos centrales mientras se encuentra a una longitud fija o se cargan pesos pesados, como bolsas de compras donde se contraen los músculos del brazo, aunque no necesariamente se mueven.

Beneficios

Un estudio publicado en el Journal of Physiology encontró que no hay una diferencia significativa en las ganancias de fuerza entre el entrenamiento de resistencia isotónica e isométrica. Sin embargo, los ejercicios isotónicos son más beneficiosos para su salud cardiovascular porque implican movimiento. Los ejercicios dinámicos aumentan el consumo de oxígeno y aumentan el gasto cardíaco, lo que a su vez ayuda a mejorar la salud del corazón. El entrenamiento de resistencia dinámico, especialmente con pesas más pesadas, también quema más calorías que los ejercicios de resistencia isotónicos o sin movimiento.

Concéntrico

La primera parte de un ejercicio de resistencia isotónica es la contracción concéntrica, donde el músculo se acorta para crear fuerza. Durante un curl de bíceps, esto implicaría curvar el brazo para llevar el peso hasta el nivel del pecho. Si bien aún puede aumentar la masa muscular y la fuerza realizando solo ejercicios concéntricos o solo levantando pesas, su músculo es realmente más débil durante las contracciones concéntricas que durante las contracciones excéntricas o incluso isométricas. Esto significa que puede bajar pesos más pesados ​​de los que puede levantar.

Excéntrico

La segunda parte de un ejercicio de resistencia isotónica es la contracción excéntrica o el alargamiento del músculo bajo tensión. Este movimiento implica bajar un peso. Un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine concluyó que el entrenamiento excéntrico realizado a altas intensidades es más efectivo para aumentar la masa muscular y la fuerza. Para aprovechar el aumento de la fuerza muscular durante las contracciones excéntricas, muchos ejercicios avanzados incorporan entrenamiento negativo en sus entrenamientos. Esto implica usar el impulso o la asistencia al levantar un peso que sería demasiado pesado para que lo levantes solo y luego bajarlo sin ayuda.

Recursos