Consejos

Cómo mejorarse mental y físicamente


Cuando su cuerpo está físicamente sano, su mente se beneficia. Dormir lo suficiente, hacer ejercicio y una buena nutrición contribuyen a mejorar la concentración, una mayor concentración mental, una mayor creatividad y una mejor memoria. Del mismo modo, el optimismo y una actitud positiva lo ayudan a incorporar hábitos saludables en su rutina diaria. Más del 70 por ciento de todos los cánceres, el 80 por ciento de las enfermedades cardíacas y el 90 por ciento de la diabetes tipo 2 pueden atribuirse a estilos de vida poco saludables, según Joan Borysenko, autor de "Minding the Body, Mending the Mind". Tome la decisión de vivir un estilo de vida saludable y tome medidas para mejorar mental y físicamente.

Paso 1

Comience un diario de gratitud. La felicidad es la clave para una salud mental fuerte y la salud mental fuerte contribuye a una buena salud física. El pensamiento catastrófico, la autoabsorción y el enfoque en lo negativo contribuyen a malas elecciones de estilo de vida y mala salud física. Tómese el tiempo cada día para escribir al menos una cosa por la que está agradecido en un diario en blanco. Fecha tu entrada para que puedas seguir tus pensamientos con el tiempo. Concéntrese en las cosas que lo hacen feliz, aprecie sus circunstancias actuales, viva el momento. Algunos días puede encontrarse anotando varias entradas a lo largo del día.

Paso 2

Camina al aire libre todos los días. Caminar es una de las formas más efectivas de ejercicio y la exposición a la naturaleza y la luz solar beneficiará su perspectiva. Comience con una caminata de 10 minutos a un ritmo cómodo y aumente la duración a medida que se sienta cómodo. Asegúrese de respirar normalmente mientras camina. Una ventaja adicional es que mientras disfruta del aire libre, limitará el tiempo de pantalla en televisores, computadoras, teléfonos inteligentes y tabletas.

Paso 3

Energiza tu dieta. Limite su consumo de azúcar, grasas, cafeína, alcohol y alimentos procesados. Coma más verduras y frutas y procure comer alimentos en el estado más natural posible. Deje de fumar y evite las drogas ilícitas para llevar su estado nutricional a un estado óptimo.

Paso 4

Programe de siete a nueve horas de sueño cada noche. Si tiene problemas para conciliar el sueño, tenga en cuenta el tiempo extra que se necesita para conciliar el sueño en su horario. Establezca una rutina que lo relaje y prepare su mente y cuerpo para dormir. Un baño caliente, un buen libro y un ambiente relajante lo ayudarán a calmarse. Además de dormir lo suficiente, medita o practica la respiración profunda todos los días. El sueño y la relajación lo ayudarán a manejar el estrés.

Paso 5

Pase tiempo con las personas que ama y practique el altruismo: haga cosas por otras personas sin ninguna expectativa de recompensa. Una vida social saludable contribuye a una mejor salud general y una vida más larga.

Paso 6

Realice al menos 30 minutos de actividad aeróbica, como caminar, andar en bicicleta, nadar o bailar, todos los días. Entrenamiento de fuerza de dos a cinco días por semana. Agregue esta rutina de ejercicios a su caminata diaria. Consulte con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Es aconsejable trabajar con un entrenador personal para ayudarlo a desarrollar un programa integral y aprender la técnica adecuada.

Paso 7

Disfruta un poco de tiempo de juego cada semana. Programe tiempo para las actividades que ama. Ya sea que disfrute de pasatiempos, deportes, arte, jardinería, lectura o simplemente observar a las aves, asegúrese de equilibrar su tiempo de trabajo con actividades divertidas que lo hagan sentir vivo.

Consejos

  • Un entrenador o asesor de estilo de vida puede ayudarlo a motivarse y establecer metas y horarios específicos si le resulta difícil seguir estos pasos.