Consejos

Cómo congelar el flexor de la cadera


Ubicado en la parte delantera de la cadera, el flexor de la cadera le permite doblar el cuerpo hacia adelante, ya sea llevando la pierna hacia el pecho o bajando el pecho hacia la pierna. Debido a que este músculo es necesario para muchos tipos diferentes de movimientos, como caminar, correr y saltar, se puede tensar o doler por el uso repetitivo. La Clínica Mayo recomienda aplicar hielo en el músculo adolorido como parte de un plan de tratamiento para lesiones menores y dolor muscular.

Paso 1

Siéntese en una silla reclinable o recuéstese. Sentarse normalmente en una silla acorta los flexores de la cadera. Al extender la cadera, facilita que el hielo llegue a los flexores de la cadera.

Paso 2

Coloque la toalla sobre el área lesionada. Esta toallita protegerá su piel del frío y ayudará a evitar que su ropa se moje a medida que el hielo se derrita.

Paso 3

Coloque la bolsa de hielo sobre la toallita. Si no tiene una bolsa de hielo, puede usar una bolsa de arvejas o arándanos congelados. El pequeño tamaño de estas frutas y verduras permite que la bolsa se adapte a los contornos de su cadera, exponiendo una superficie más grande al hielo.

Paso 4

Espere aproximadamente 20 minutos antes de retirar la bolsa de hielo.

Paso 5

Repita tres veces al día durante dos días.

Consejos

  • Si se lastima el flexor de la cadera, hágalo lo antes posible. El hielo ayuda a reducir la hinchazón y reduce la cantidad de tiempo que le tomará a su lesión sanar.