Consejos

¿Cuáles son los beneficios para la salud de subir escaleras?


Los adultos necesitan dos horas y 30 minutos a la semana de ejercicio de intensidad moderada para mantenerse en forma, según las pautas más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Puede usar objetos comunes en su entorno, como escaleras, para lograr los beneficios para la salud del ejercicio aeróbico sin tener que pisar un gimnasio. Ajuste el ejercicio a su horario siempre que pueda. Subir escaleras por solo 10 minutos, tres veces al día, por ejemplo, totalizará 30 minutos de ejercicio de fortalecimiento del corazón, lo que lo pondrá en camino para ponerse en forma.

Beneficios fisicos

Subir escaleras fortalece los pulmones y el corazón. Los pulmones más fuertes le permiten tomar más oxígeno. Un corazón más fuerte le permite administrar rápidamente la sangre enriquecida con oxígeno a las fibras musculares. Como resultado, se sentirá mejor y las tareas cotidianas, como caminar hacia su automóvil, no serán tan cansadoras. Un cuerpo más eficiente tiene una mayor inmunidad, por lo que es posible que no tenga resfriados con tanta frecuencia, y su probabilidad de desarrollar problemas de salud crónicos como diabetes tipo 2 y presión arterial alta disminuirá significativamente.

La quema de grasa

Si quiere perder una libra, debe quemar 3.500 calorías más de las que come. Subir escaleras es una forma eficiente de quemar calorías. Una persona de 120 libras que sube escaleras durante 30 minutos quema 220 calorías, en comparación con solo 190 calorías quemadas haciendo 30 minutos de ejercicios aeróbicos de alto impacto, según el sitio web Health Status.

Beneficios mentales

Cada vez que subes un tramo de escaleras, tu cuerpo libera endorfinas químicas, un tipo de neurotransmisor, que te hace sentir feliz y tranquilo. Con el tiempo, mejorará su capacidad de concentración y concentración, y se sentirá menos estresado. Su autoestima y confianza en sí mismo mejorarán a medida que cumpla con éxito sus objetivos de condición física, se vuelva más tonificado y musculoso, y esté menos distraído por la fatiga física.

Consejos

Una persona inactiva debe comenzar lentamente al comenzar cualquier régimen de ejercicio. Si tiene problemas de salud, obtenga autorización médica antes de hacer ejercicio. Establezca una meta, como cinco minutos de subir escaleras dos veces al día, y progrese lentamente, aumentando en incrementos de un minuto cada vez que suba las escaleras. Trabaje hacia una meta diaria de 30 minutos, moviéndose más rápido a medida que su cuerpo se acostumbra al entrenamiento. Escuche a su cuerpo para evitar lesiones. Empuje más allá del malestar físico, pero deje de hacer ejercicio si siente dolores agudos.

Recursos